Rinoplastia

Es una cirugía estética y reconstructiva que se realiza para cambiar el aspecto de la nariz en cuanto a apariencia. La Rinoplastia consiste en modificar la piel, la forma de los cartílagos y los huesos nasales, según las necesidades de cada paciente. Es una cirugía personalizada.

¿En qué consiste la Rinoplastia?

Actualmente se realizan dos tipos de cirugía:

  • Rinplastia Abierta: se practica un corte en la zona media de la nariz para acceder mejor a los huesos y cartílagos.
  • Rinoplastia cerrada: consiste en acceder a la nariz a través de las fosas nasales para llevarla a cabo por dentro sin dejar cicatrices.

Preparación para la Rinplastia

En una primera consulta, el paciente le explica al especialista sus deseos y expectativas y éste investiga el problema que tiene mediante interrogatorio, exploración física y con la tomografía de nariz y senos paranasales. También realiza un análisis fotográfico y propone al paciente el plan quirúrgico.

En el mismo día de la cirugía, el paciente debe llevar ocho horas en ayunas y llevar ropa cómoda sin joyas ni maquillaje. Tampoco puede tomar medicamentos como aspirina, analgésicos, vitamina E, entre otros.

Cuidados tras la intervención

El paciente puede ser dado de alta entre tres y seis horas después de la intervención. Durante los primeros días, hay que mantener reposo, en posición semisentado y tomando líquidos en abundancia.

Una vez se retira el taponamiento (entre tres horas y cinco días), se recomienda aplicar suero fisiológico periódicamente para mantener una mejor higiene. El dolor se calma con analgésicos. El postoperatorio no suele ser doloroso, simplemente puede haber molestias al tener la nariz obstruida durante los primeros días.

RinoplastiaTratamiento-ClinicaGulfo