Rinomodelación

La rinomodelación es un procedimiento que modela, define y perfila el aspecto de la nariz de manera segura y poco invasiva, obteniendo los resultados deseados en pocos minutos. A diferencia de la rinoplastia, no se realiza una intervención quirúrgica. Es decir, con una rinomodelación el paciente no pasará por las molestias que habitualmente provocan la anestesia general ni un posoperatorio con reposo para la recuperación, curaciones, moretones o hinchazón.

El objetivo de este procedimiento es corregir imperfecciones nasales para lograr un rostro con un aspecto equilibrado. Para esto se aplica un relleno inyectable, como el ácido hialurónico, a través de una técnica prácticamente indolora, en las zonas que previamente se han definido durante la evaluación con el especialista.

Con la rinomodelación se puede modelar el contorno nasal, respingar la nariz, como también disimular su tamaño, el ancho o desviaciones muy pequeñas, y mejorar su anatomía en general.

Al ser un tratamiento ambulatorio, que no requiere hospitalización ni reposo, el paciente puede realizar inmediatamente sus actividades habituales después del procedimiento de rinomodelación y solo debe adoptar algunas precauciones recomendadas por el especialista.

Entre los beneficios esperados al corregir imperfecciones de la nariz, a través de la rinomodelación, están los siguientes:

  • Un rostro más armónico y mejora general de la apariencia facial.
  • Un resultado muy natural e inmediato.
  • Incremento del autoestima y confianza en sí mismo.

RinomodelacionTratamiento-ClinicaGulfo